Para que los audífonos funcionen de manera óptima y sin problemas, es necesario tratarlos con especial cuidado. Le damos algunos consejos para evitar contratiempos y sacarles el máximo partido durante años.

Utilice sus audífonos durante todo el día

La mejor forma de conseguir mejoras en la audición es practicar escuchando hasta que pueda llevar sus audífonos cómodamente durante todo el día. No aprovechará al máximo sus audífonos si sólo los utiliza de vez en cuando.

Un audífono no le permite recuperar una audición normal. Tampoco puede evitar ni compensar pérdidas auditivas debidas a causas fisiológicas. Lo que sí hace es ayudarle a sacar más provecho de su capacidad auditiva. Si tiene dos audífonos, utilice siempre los dos.

Las principales ventajas de llevar dos audífonos son:

  • Mejora la capacidad para ubicar la procedencia de los sonidos.
  • Es más fácil comprender el habla en entornos ruidosos.
  • Se percibe un paisaje sonoro más completo y cómodo.

¿Qué cosas evitar?

No exponga los audífonos a focos de calor extremos. Por ejemplo, no los deje dentro de un coche aparcado al sol. Tampoco los debe secar con un secador de pelo si se mojaran. No deben exponerse a la humedad; no los guarde en el cuarto de baño, no se duche con ellos, cuídelos de la lluvia intensa. En pocas palabras, evite:

  • el calor
  • la humedad
  • los productos químicos

Si la pila está húmeda, séquela, porque la humedad puede afectar a su funcionamiento. El uso de un kit antihumedad puede ayudar a evitar estos problemas e incluso a alargar la vida del audífono. Lea estos consejos y solicite más información a su audiólogo.

Daños causados por el cerumen

El conducto auditivo produce cerumen, que puede obstruir el auricular del audífono. El cerumen es una de las principales causas de problemas en los audífonos. La mayoría de audífonos a medida y los que llevan el auricular dentro del oído disponen de un filtro u otro sistema que evita la entrada de cerumen.

Utilice a diario herramientas y un sistema de protección contra el cerumen para eliminar la cera que pueda haberse acumulado. Consulte con su audioprotesista cuál es el mejor sistema de protección contra el cerumen para sus audífonos y cómo puede sustituirlo.

Humedad y condensación

La humedad y la condensación pueden dañar los circuitos de los audífonos. Quíteselos antes de nadar, ducharse o salir de casa bajo una lluvia intensa. No se deje los audífonos en el cuarto de baño. Seque con regularidad el sudor que se acumule dentro y alrededor de sus oídos.

Siempre que no esté utilizando los audífonos, deje abierto por completo el portapilas para que pueda circular el aire, sobre todo por la noche o durante periodos de inactividad más largos. Valore si debería utilizar un kit de secado especial. Su audioprotesista puede asesorarle sobre el deshumidificador más adecuado para sus audífonos.

Golpes

Cuando manipule los audífonos, hágalo sobre una superficie blanda para evitar que sufran daños si se le caen. Guarde los audífonos en su estuche original o en un kit de secado cuando no los esté usando.

Calor

Proteja los audífonos de la luz solar directa. No los deje cerca de estufas ni en el coche. Nunca los seque en el microondas ni en el horno.

Laca y maquillaje

Los audífonos pueden dañarse por el contacto directo con productos químicos, como los de los cosméticos, lacas, perfumes, lociones para después del afeitado, protectores solares o repelentes de insectos. Quítese siempre los audífonos antes de usar estos productos. Espere a que se sequen antes de volver a ponérselos. Si utiliza algún tipo de loción, séquese bien las manos antes de ponerse los audífonos.

Mantenga los audífonos fuera del alcance de niños y animales domésticos

Mantenga los audífonos, sus piezas y las pilas fuera del alcance de niños y mascotas. El silbido de los audífonos puede alterar a los perros, que pueden llegar incluso a morderlos. Las pilas de los audífonos son peligrosas si se las traga un niño o una mascota. Si un niño o una mascota se tragan accidentalmente una pila o un audífono, acuda a su médico o veterinario.